Bélgica

¿Qué ver en Bruselas? Guía 20 actividades para hacer en Bruselas.

Generalmente cuando se decide viajar a Bélgica, las ciudades más visitadas son Gante y Brujas. Se pasa totalmente por alto la capital del país y principal sede de la Unión Europea sólo porque algunos la consideran una ciudad aburrida y con pocos atractivos turísticos. Pero si estás en este post significa que eres una persona que no te dejas influenciar por los demás y te gusta descubrir por vos mismo. Bueno, te aseguro que no te vas a equivocar ni te vas a aburrir, ya que en Bruselas hay muchas cosas para ver y para hacer. Entonces, porque quiero que puedas disfrutar al máximo tu viaje, a continuación te dejo 20 actividades (muchas gratis) para hacer y ver en Bruselas:

1. Qué ver en Bruselas: La Grand Place.

La Grand Place, o Gran Plaza en español, es sin duda el atractivo más importante y más famoso de Bruselas. Con tan solo pararnos en el centro de la plaza y observar a nuestro alrededor, ya nos podemos dar cuenta el motivo. La cantidad de detalles dorados en sus edificios, el suelo de adoquines, los cafés que la rodean y la atmósfera vibrante, hacen de La Grand Place una de las plazas más hermosas de Europa. 

Grand Place Bruselas Bélgica
La Grand Place al atardecer.

Pero el Grote Markt (nombre en Flamenco) no es solamente su belleza arquitectónica. También es digno de conocerlo por toda la historia que guarda en sus casi nueve siglos de vida. La Gran Plaza surgió a fines del siglo XI, con el establecimiento de un pequeño mercado comercial al aire libre, y desde ha sido escenario de grandes acontecimientos.

Entre las edificaciones más importantes de la plaza se pueden encontrar, el ayuntamiento, la casa del rey y las que en su momento fueron las distintas casas de los gremios (los cerveceros, los lecheros, los toneleros, los arqueros, los merceros y algunos otros).

Realmente la Grand Place es digna de ser visitada, tanto de día como de noche, ya que la plaza con todas sus luces encendidas es un espectáculo hermoso. No por nada fue incluida como Patrimonio de la Humanidad en 1998.

Y si tienes la oportunidad de ir en Agosto de cada año par podrás disfrutar de un acontecimiento increíble. Una alfombra de flores de todos colores cubre el suelo de la plaza.

2. Qué ver en Bruselas: Admirar el Ayuntamiento de Bruselas y su torre.

En el lado sur de la misma Grand Place tenemos el edificio del Ayuntamiento de Bruselas. Se destaca de las demás edificaciones de la plaza por su tamaño, su estilo gótico brabantino, y su torre de 96 metros de altura.

Es una de las edificaciones principales de la plaza y data del siglo XV. En 1402 se decidió el inicio de la construcción del ayuntamiento debido a que la autoridad urbana, compuesta por un número muy pequeño de personas, principalmente comerciantes de gran poder económico, celebraban sus reuniones en varios lugares diferentes (generalmente en las casas gremiales). La necesidad de un edificio diseñado para el gobierno local se hizo evidente. Y qué mejor lugar para construirlo que la Gran plaza, centro económico y de poder de la ciudad.

Sin embargo, el ayuntamiento fue reconstruido y restaurado varias veces debido a los incendios en la ciudad y a los bombardeos de los franceses en 1695 (aunque su torre no fue derribada). Es por ese motivo que se puede observar una asimetría entre las dos galerías a los costados de la torre, y también la diferencia de estilos entre las arcadas de los ventanales.

Entre otras cosas, también se puede apreciar en la cima de la torre, la estatua dorada de cinco metros del arcángel Miguel, patrón de la ciudad. La estatua simula estar matando un dragón, o el diablo, no se sabe bien.

El interior del ayuntamiento está abierto al público y se puede recorrer los vestíbulos de la planta baja y del primer piso. Entre las salas que se puede ver están: la Galería Grangé, la Sala Maximiliana, la escalera de honor y su rellano, la Sala Gótica y la Sala de Matrimonios. 

Acceso al Ayuntamiento.

Los días que se puede acceder y hacer visitas guiadas (no disponible en español) son todos los miércoles y domingos en francés, inglés y holandés. El valor de la entrada es de 5€ por adulto. Sin embargo, si eres previsor y pides cita previa por teléfono, o por su web (ayuntamiento de Bruselas) las visitas son más completas y el ticket es más económico, vale 3€. Las visitas con cita previa pueden ser las mañanas del lunes, martes y miércoles y las tardes de los jueves.

3. Qué ver en Bruselas: La trilogía Belga: Manneken pis, Janneken Pis y Zinneke pis.

En Bruselas hay tres estatuillas de bronce que componen una trilogía de gente haciendo pis. Sí, leíste bien, gente haciendo pis. Puede sonar algo raro pero en Bruselas son muy famosos y conocidos. Son atracciones turísticas que hay que visitar y dedicarle por lo menos algunos minutos a conocer su historia.

Manneken Pis.

Manneken Pis
Manneken Pis

El primero y más importante es el Manneken Pis (hombrecito que hace pis en neerlandés). Es un niño desnudo de bronce que mide 65.5 cm de altura y se encuentra orinando sobre una fuente ubicada en la esquina de las calles L’Etuve y Chene. Esta escultura es realmente antigua y sus orígenes se puede remontar a 1388 (aunque la estatuilla original fue reemplazada varias veces).

Hay varias leyendas respecto a esta particular escultura. Por ejemplo, se dice que en el siglo XIV, cuando Bruselas se encontraba sitiada por el enemigo, los atacantes idearon un plan para colocar cargas explosivas en las murallas. Sin embargo, un niño llamado Juliaanske que los estaba espiando, salvó a la ciudad orinando sobre la mecha encendida. Según otra leyenda, el hijo de un noble de Bruselas se desvió de una procesión para orinar en la pared de una casa. Esta casa resultó ser de una bruja que al verlo le lanzó un maleficio convirtiéndolo en estatua.

Sin importar si alguna de estas leyendas es verdadera, el pequeño niñito es un símbolo de Bruselas y una estatua muy querida por sus ciudadanos. Tanto es así que en los días festivos suelen disfrazarlo, y hasta tiene su propio museo con todo su vestuario (más de 650 trajes). Un imperdible para ver en Bruselas.

Mi recomendación es pasar solo unos momento durante el día, ya que generalmente el Manneken pis se encuentra atestado de turistas (cual Gioconda de Da Vinci), y volver de noche donde se encuentra todo más tranquilo.

Janneke Pis.

El segundo, mejor dicho, “la” segunda estatuilla es Jeanneke Pis, una pequeña estatua de una niña haciendo pis sobre una pequeña fuente. Aunque es mucho más reciente, inaugurada en 1987, ésta niña es considerada la hermana del Manneken Pis. También puede decirse que es el contrapunto del niño, ya que se encuentra aproximadamente a la misma distancia respecto a la Grand Place pero para el lado opuesto. La Jeanneke Pis se encuentra al final del callejón Impasse de la Fidélité.

Zinneke Pis.

La última estatuilla de la trilogía es el Het Zinneke Pis (perro que hace pis) y está ubicada en la esquina de las calles Rue des Chartreux y Rue du Vieux-Marché-aux-Grains. Como su nombre lo dice, es un pequeño pichicho haciendo pis contra un poste (no es una fuente). Sin embargo, desde que fue inaugurada en 1998, esta estatua no es muy querida por los ciudadanos de Bruselas. Se nota al ver que no tiene ninguna reja o protección para tocarlo a diferencia de las otras dos. De hecho, en 2015 fue arrollada por un auto y tuvo que ser reacondicionada por el escultor.

4. Qué ver en Bruselas: Atomium, uno de los recomendados.

Atomium es una inmensa estructura de 102 metros de altura que se parece a un transbordador espacial. Así como el Manneken Pis, es otro de los grandes iconos de Bruselas. Aún en sus pocas seis décadas de vida, logró convertirse en uno de los símbolos y puntos más importantes de la capital belga.

Bélgica Atomium
Atomuim desde la plaza

El Atomium fue inaugurado para una Exposición Universal en 1958 con la intención de desmantelarlo a la finalización de la misma. Sin embargo gustó tanto, que desde entonces quedó como estructura fija en la ciudad. Su forma emula los nueve átomos de un cristal de hierro (que a su vez representan las nueves provincias belgas) aumentados varios billones de veces.

Cada una de las esferas contiene un espacio destinado a una actividad concreta pero solo seis de las esferas pueden visitarse. Las mismas se conectan entre sí mediante túneles con escaleras mecánicas, y a la esfera superior se puede acceder subiendo con un ascensor (que dicen es uno de los más rápido de Europa). En la esfera más elevada hay un restaurante con un mirador donde se pueden disfrutar unas panorámicas muy bonitas de la ciudad de Bruselas.

La ubicación del Atomium no es céntrica (Avenue de l’Atomium, 1020, Bruselas) pero se puede llegar fácilmente tomando el metro 6 (bajar en estación Heysel), el tranvía línea 51, o el autobús lineas 84 o 88 (misma parada Heysel). Si se quiere ingresar, el valor de la entrada es de 15€ adultos, 8€ estudiantes, jóvenes menores de 17 años y mayores a 115 cm, para los niños menores a 115 cm es gratis. Con la tarjeta Brussels Card hay descuento de 3€, puedes comprarla aquí.

También es muy recomendable acercarse de noche ya que todo iluminado es muy impresionante.

5. Qué ver en Bruselas: Mini Europa es algo divertido para hacer en la ciudad.

Mini Europa es un parque donde hay más de 350 maquetas en miniatura de los monumentos y edificaciones más importantes de la Unión Europea. La escala es de 1/25 por lo que algunas representaciones pueden llegar a medir más de 5 metros. Podrás estar viendo la torre Eiffel en París y a los 10 minutos estar contemplando la torre de pisa en Italia, es decir, podrás ver en Bruselas 80 ciudades en tan solo algunas horas.

El parque fue inaugurado en 1989 con una inversión inicial de 10 millones de euros. Inclusive algunas de las maquetas llegaron a costar 350.000 euros como la Grand Place. Si te encuentras en Bruselas con niños, creo que es una visita más que recomendable. Sin embargo, si ya tuviste la oportunidad de conocer Madurodam en La Haya, quizás Mini Europa no te sorprenda mucho.

El parque se encuentra ubicado a metros del Atomium (Avenue du Football, 1. Bruparck) por lo que no es un lugar céntrico, pero sí es fácil de llegar. Puedes seguir las mismas recomendaciones de como llegar al Atomium.

El valor de la entrada es de 15.8€ para adultos y 11.8€ para niños menores a 12 años. Hay algunos precios combinado con otras atracciones de Bruselas como el Atomium, El Bus sightseeing o el Planetarium.

6. Qué ver en Bruselas: Mont das Arts.

Mont das Arts es en mi opinión uno de los rincones más lindo de Bruselas. Es como un mini mini (y no es error de duplicado) jardín de Versalles en la ciudad. En este lugar se encuentra un espacio verde con mucha tranquilidad, árboles, esculturas, monumentos y una escalinata que nos lleva a una de las mejores vistas de la capital belga. 

Historia.

Bélgica Mont das arts
Vista desde Monts das Arts

El Monst das Arts fue enviado a construir por Leopoldo II con motivo de la Exposición Universal de 1910 con la idea de convertirlo en el barrio de las artes. Para ello, Leopoldo II compró todas las tierras del vecindario y manda a demoler los viejos edificios. El proyecto inicial contemplaba grandes edificaciones, pero acercándose la fecha de la exposición, y con los pocos recursos financieros que se consiguieron, se decidió crear un pequeño jardín. A los ciudadanos de Bruselas le gustó tanto el nuevo espacio que permaneció de esa forma.

Museos y monumentos.

Hoy en día en Mont das Arts se encuentran la Biblioteca Real de Bélgica, los Archivos Nacionales de Bélgica y el monumento a Alberto I. Pero a pocos metros de distancia también se puede visitar el Museo Magritte, el Museo BELvue, o el Museo de Instrumentos Musicales (MIM).

Durante los días miércoles o domingos de la primer semana del mes, muchos museos de la ciudad tienen acceso gratuito. Puedes encontrar la lista completa en Qué ver en Bruselas gratis. Las 15 mejores actividades.

También en uno de los costados del jardín podemos ver el Carrillón. Se trata de un bonito reloj de 24 campanas y 12 estatuillas que representan personajes importantes de la historia de Bélgica. La estatuilla de la cima del reloj hace sonar la campana con su martillo indicando la hora en punto y a la vez aparece a escena alguno de los personajes históricos. Es un pequeño y agradable show.

Sin embargo, el punto fuerte del Mont das Arts es que desde la cima se puede observar gran parte del centro histórico con la torre del ayuntamiento como figura destacada. Además la atmósfera del lugar es muy agradable y hasta un poco bohemia, donde se pueden encontrar músicos a la gorra y algunos otros artistas que venden sus pinturas o artesanías.

Creo yo que Mont das Arts es uno de los pasos obligados si estamos en Bruselas. Es la puerta de entrada al casco histórico por lo que queda bastante cerca del centro (Mont des Arts 5, 1000 Bruxelles, Bélgica). Se puede llegar caminando desde la Grand Place, o con el metro 1 o 5, hay que bajar en estación Game Central.

7. Qué ver en Bruselas: Las Galerías Reales Saint Hubert.

Las Galerías Reales Saint Hubert son las primeras galerías comerciales de todo Europa, inclusive más antiguas que las de Milán. Es verdad que si ya conoces las Galerías Vittorio Emanuele I, estas galerías te parecerán de menor categoría. Pero la verdad que también son muy elegantes, bonitas y dignas de visitar.

Las Galerías Saint Hubert fueron inauguradas por el Rey Leopoldo I a mediados del siglo XIX y en sus comienzos había que pagar para poder entrar. Aunque su lema era Omnibus omnia, “todo para todos” que se puede observar a la entrada, claramente su construcción fue orientada para la burguesía. 

Bélgica Bruselas Galerías Reales Saint Hubert
Las galerías reales de noche

Las Galerias Saint Hubert miden más de 200 metros y están cubiertas por una enorme cúpula de vidrio que se dividen en tres pasajes. Las Galerías del Rey, las Galerías de la Reina y las Galerías de los Príncipes.

Dentro de las galerías se pueden encontrar locales muy exclusivos de moda, grandes joyerías, bonitas librerías, refinadas bombonerías, elegantes cafés, e incluso un teatro (Theatre du Vaudeville) y un cine. También se puede visitar un pequeño museo de las cartas y manuscritos que contiene una colección de más de 80.000 documentos escritos a mano de personajes muy reconocidos en la historia como Charles Dickens, Ludwing van Beethoven o Hergé (creador del dibujo animado Tintin).

Realmente vale la pena dedicarle un tiempo para recorrer sus galerías, disfrutando de los escaparates de sus negocios, tomando un café, haciendo compras, o comiendo un rico chocolate sintiendo el glamour del ambiente. 

A las Galerías se puede acceder por las calles Rue du Marche-aux-Herbes o Rue de l’Ecuyer y se encuentran muy cerca de la Grand Place. 

8. Qué ver en Bruselas: Parlamento de la Unión Europea.

En lo que se llama el Barrio Europeo podemos encontrar la sede más importante del parlamento europeo (hay otras pero más pequeñas en Luxemburgo y Estrasburgo). Aquí se puede visitar de forma gratuita el Parlamentarium, el centro para visitantes del Parlamento. Con la entrada también se puede conseguir una audio guía en cualquiera de los idiomas de la Unión Europea, por lo que es muy útil para hacer la visita al ritmo de cada uno.

Claramente no fue mi mejor foto 🙂

Aunque no se encuentre muy cerca del centro, se puede igualmente llegar a pie y queda próximo a otras atracciones. La visita al Parlamentarium es muy recomendada ya que se puede disfrutar de exposiciones muy interesantes, modernas e interactivas de todos los grandes acontecimientos en cada uno de los países del la Unión Europea desde sus comienzos. El centro es muy moderno y llamativo por lo que se disfruta mucho.

Como regalo te puedes llevar una foto simulando dar un discurso en la sala de planes, siendo fotografiado por toda la prensa, o junto a todas las banderas de los países de la Unión Europea.

Aún más, también gratis se puede conocer el Hemiciclo (la sala de plenos) antes, después o incluso durante una sesión plenaria!. Sólo es necesario presentarse en la entrada del edificio Paul-Henri Spaak 15 minutos antes del inicio de la visita. Para no perderte nada comprueba antes los horarios en su página Web (Parlamentarium)

9. Qué ver en Bruselas: Caminar por el Parque del cincuentenario.

Ya que estamos en el barrio Europeo podemos visitar también el Parque del cincuentenario (o también llamado Parque del Jubileo), uno de los más importantes de Bruselas y más imponentes. El parque fue construido en 1880 para conmemorar el quincuagésimo aniversario de la independencia de Bélgica.

Bélgica Bruselas Parque de Cincuentenario
Entrada al parque del cincuentenario.

En una de las entradas se puede encontrar un enorme arco (muy similar al arco del triunfo en París o la Puerta de Brandenburgo en Berlín) con dos inmensas alas que hacen la forma de herradura. El ala norte está ocupada por el Real Museo de las Fuerzas Armadas e Historia Militar y el ala sur está ocupada por los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica.

Es muy lindo paseo para descansar un poco, relajarse en el verde de sus jardines, tomar algunas fotografías y seguir recorriendo Bruselas.

10. Qué ver en Bruselas: Asombrarse con el Palacio Real de Bruselas.

Otra de las actividades gratis en la ciudad, pero solamente durante los meses de verano, es visitar el Palacio Real de Bruselas. 

Actualmente los reyes no residen en el Palacio sino que en su interior se encuentran oficinas de algunos ministerios. Sin embargo, se pueden visitar varias de sus estancias y salas reales.

El Palacio Real es muy elegante, bien decorado y sin mucho que envidiarle a los demás palacios europeos. Si te encuentras en Bruselas en verano, vale la pena aprovechar y visitarlo. Pero si viajas en invierno, tendrás que conformarte con admirar su bella arquitectura desde el exterior.

11. Qué ver en Bruselas: Pasear por el Parque de Bruselas.

El parque de Bruselas es el principal pulmón de la ciudad. Se encuentra justo a las puertas del Palacio Real, muy cercano al Mont das Arts, y es uno de los favoritos de los Bruselenses. 

El parque antiguamente formaba parte del palacio y era usado como coto de caza del rey en la época Brabante, pero hoy en día es uno de los parques más concurridos en la ciudad. Durante el fin de semana se puede disfrutar de algunos eventos, ferias y música al aire libre (particularmente en primavera y verano). Si estamos en Bruselas el 21 de Septiembre, en la ciudad se celebra el día sin coches, y en el parque se hacen una pequeña granja para los niños, lo llenan de hamacas, puestos de comida y música.

Es un paseo que podemos hacer mientras recorremos la ciudad, y descansar un poco en nuestro trayecto desde la Grand plaza al Barrio Europeo o viceversa.

12. Qué ver en Bruselas: Probar los Goufres y los chocolates.

Si te preguntas qué comer en Bruselas, la respuesta sería, no te puedes ir sin probar los gaufres y obviamente el chocolate!.

Bélgica Bruselas Gaufres wafles
Gaufres, un clásico belga.

Los goufres (gaufres en francés) son lo que muchas veces se conoce como waffles, una especie de galleta de masa crujiente con forma de rejilla a los que se les coloca diferentes aderezos. En Bélgica son especiales porque es su país de origen y los vas a encontrar por doquier. Mi recomendación es por lo menos probar los más tradicionales que se venden en las camionetas amarillas por 1€ o 2€ (si es cubierto con chocolate).

Bélgica también es conocida por su tradición chocolatera y pelea el primer puesto con suiza como país con los mejores chocolates. Hoy en día produce más de 200.000 toneladas al año y tiene más de 2.000 tiendas para comercializarlo. Además en las tiendas del aeropuerto de Bruselas es donde más se vende chocolates en el mundo. Por lo tanto, no se puede pasar por Bruselas si probar al menos un exquisito chocolate Belga en alguna de sus tiendas más conocidas como Godiva o Neuhaus.

Una de las leyendas del chocolate belga cuenta que Jean Neuhaus, de origen suizo, abrió en 1857 una farmacia en las Galerías Reales Saint Hubert. En busca de poder darle un sabor dulce a los medicamentos de la época, que tenían un sabor horrible, fue que la farmacia poco a poco se transformó en una chocolatería. Pero el momento clave para la historia de Neuhaus será en 1912, cuando el nieto, también de nombre Jean crea el primer bombón relleno que pasará a ser conocido como el famoso praliné.

13. Qué ver en Bruselas: Estatua de Everard t’Serclaes para volver y tener suerte en el amor (o no).

Como en muchas ciudades Europeas, en Bruselas también existe la tradición de tocar algún monumento para volver a la ciudad, tener suerte en el amor, dinero o salud. En este caso, en la rua Charles Buls, justo en una de las esquinas de la Grand Place, hacia el lado sur, se encuentra una estatua de bronce en conmemoración a Everard t´Serclaes. 

Bélgica Bruselas Estatua de Everard t’Serclaes
Estatua de Everard t’Serclaes

La historia cuenta que cuando Bruselas fue conquistada por el conde de Flandes Luis II, en el año 1356, Everard y un grupo de ciudadanos escalaron los muros de la ciudad y la reconquistaron. De esta manera le devolvieron el poder correspondiente a Juana de Brabante y Venceslao I de Luxemburgo.

Éste acto de heroísmo y valentía transformó a Everard en una figura muy respetada e importante de la ciudad de Bruselas. Sin embargo, en 1388 fue asesinado a sangre fría por oponerse a las medidas que empujaba el Señor de Gaasbek.

Volviendo a lo que la leyenda popular dice, en principio si se toca solo el brazo, entonces tendremos suerte y volveremos a Bruselas. Ahora, si tocamos desde el brazo hasta los pies, entonces encontraremos el amor y contraeremos matrimonio. Sin embargo, si tocamos desde los pies hasta los brazos, sucederá lo contrario, nos divorciaremos. 

También se dice que si se toca la rana que se encuentra debajo de la estatua tendremos salud, y si tocamos el perro tendremos dinero. En definitiva, sea como sea, el monumento a Everard se encuentra siempre rodeado de turistas y su dorado brilla radiante de tanto manoseo.

14. Qué ver en Bruselas: Visitar la Catedral de San Miguel y Santa Gudula.

A la ciudad de Bruselas no le podía faltar su Catedral, “La catedral de San Miguel y Santa Gúdula” (o Saints Michel et Gadule en Francés), la cual es muy hermosa de hecho y digna de ver en Bruselas. 

Se encuentra en la intersección de dos grandes rutas, la ruta de Flandes a Colonia y la que va de Amberes a Mons pasando por Bruselas (Place Sainte-Gudule, 1000 Bruxelles, Bélgica). Es el edificio religioso más importante de la ciudad. 

Su estilo arquitectónico es gótico Francés con un gran parecido a la catedral de Notre Dame de París. Data del siglo XIII y su construcción duró casi 300 años (1226 a 1500). Fue testigo de grandes acontecimientos de la historia belga como Coronaciones (1516 Carlos V príncipe de Holanda fue proclamado Rey de España), casamientos reales (1815 príncipe Leopoldo con la princesa Astrid), entierros (Juan II de Brabante) y funerales (1934 funeral del Rey Alberto I). El interior tiene un pálpito barroco exquisito y unas vidrieras impresionantes dignas de visitarse.

A la catedral se puede ingresar gratis, sólo se paga 2€ si se quiere visitar el Tesoro (obras de arte que conserva la catedral).

15. Qué ver en Bruselas: El Palacio de Justicia.

Es uno de los edificios más imponentes de Bruselas. La superficie total del Palacio es de 26.000 m2 y por muchos años fue el edificio más grande del mundo. Algunos datos interesantes que se pueden mencionar son: su construcción duró casi 20 años (1866 a 1883) y se gastaron casi 50 millones de francos belgas. Para construirlo se necesitaron derribar más de 3.000 viviendas. La construcción estuvo a cargo de Joseph Poelaert que lamentablemente murió cuatro años antes que su obra maestra estuviera concluida.

Luego de la segunda guerra mundial tuvo que reconstruirse la cúpula, ya que el ejército nazi al tener que marcharse de Bruselas prendieron fuego el edificio y la cúpula se derrumbó. 

Se puede entrar gratuitamente de lunes a viernes de 8hs a 17hs y disfrutar del increíble interior del Palacio con su vestíbulo de más de 100 mts de alto. (Place Poelaert 1, 1000 Bruxelles, Bélgica)

16. Qué ver en Bruselas: Tomarse una cerveza en Delirium Tremen. 

Bruselas es la capital de la cerveza artesanal por lo que una de las actividades imprescindibles es probar alguna de sus miles de variedades. 

Bélgica Bruselas Bar Delirium tremen
Delirium, el bar de las 2000 cervezas

Una de las cervecerías más famosas y conocidas de Bruselas es Delirium Tremen. Este Bar en el año 2004 fue incluido en el libro de los récord guinness por tener la mayor variedad de cervezas del mundo (2004 variedades), más de 60 país representados en sus variedades. Por lo tanto, puedes encontrar cervezas de todos los gustos, desde los sabores más tradicionales hasta algunos más raros como de coco, chocolate, o rosas.

Es una de las mejores cervecerías también por su ambiente relajado y distendido, preparado para que te relajes y disfrutes de las cervezas más variadas. Y no te preocupes por encontrar lugar porque el bar tiene tres pisos y abre todos los días.

La cervecería queda a poco de la Grand Place, justo en el mismo callejón donde se encuentra la Jenneken pis (Impasse de la Fidélité 4a).

17. Qué ver en Bruselas: Museo del Comic.

Por si no lo sabías, Bélgica también es conocida por su importante producción de cómics. Grandes dibujos animados como Las aventuras de Tintín, Los pitufos o Lucky Luke han sido creados por belgas. De hecho puedes ver por las calles del centro, algunas representaciones de estos cómics pintadas en las paredes (existe una ruta del cómic por la ciudad).

Pero si quieres aprender más de este aspecto de Bélgica, o quieres conocer más de la cultura del cómic, puedes visitar el Museo del Cómic (Rue des Sables 20). Se puede visitar de Lunes a Domingos de 10hs a 18hs, y el precio de la entrada es de 3,5€ a 10€ dependiendo de la edad (con la Brussels Card se obtiene descuento de 3€, puedes comprarla aquí).

18. Qué ver en Bruselas: Catedral de Notre Dame du Sablon.

Es una muy bonita Catedral que se encuentra ubicada en el barrio de Sablon (rue des Sablons – 1000 Bruxelles). La primera estructura data del año 1304 aunque en el siglo XV tuvo una gran renovación incorporando algunas de sus capillas. Su estilo arquitectónico es gótico brabantino y en su interior se puede disfrutar de una deslumbrante decoración que incluye dos capillas barrocas.

Bélgica Catedral de Notre Dame du Sablon
Catedral de Notre Dame du Sablon desde el jardín

La leyenda de esta iglesia cuenta que la virgen se le apareció a una joven de Amberes y le pidió que la transportara a Bruselas. Ella así lo hizo, viajó a la capital belga y le regaló la imagen al Gremio de los Arqueros quienes la pusieron en su capilla. Desde entonces esta catedral ha sido un importante lugar de peregrinación.

La catedral puede visitarse de Lunes a Viernes de 9hs a 18:30hs y fines de semana de 10hs a 19hs. Es una actividad gratis.

19. Qué ver en Bruselas: Descansar en el Jardin du petit Sablon.

Es un pequeño pero muy bien cuidado jardín en el Barrio Sablon. Para mi gusto, uno de los jardines más bonitos de Bruselas que no es tan turístico o muy visitado. Se encuentra justo en la vereda de enfrente a la Catedral Notre Dame du Sablon (rue des Sablons – 1000 Bruxelles).

En el jardín se pueden encontrar un muy lindo estanque, mucho verde y 48 esculturas que representan a diferentes profesiones de la época medieval. Es un lugar ideal para sentarse en alguno de sus bancos de madera para relajarse y disfrutar de un momento de tranquilidad sin el ruido constante del centro de la ciudad. Vale la pena.

20. Qué ver en Bruselas: Visitar la Basílica de Sagrado Corazón.

La basílica queda un poco alejada del centro y hay que tomar el metro o el tram para llegar, pero es otro lugar para ver en Bruselas que debemos tener en cuenta si tenemos tiempo.

La basílica es una obra impresionante de estilo neoclásico. Leopoldo II envío a construir la iglesia en el año 1926 con motivo de la celebración del 75 aniversario de la independencia belga y su construcción duró casi sesenta años. Actualmente podemos decir que es la quinta iglesia más grande del mundo

Además de sorprendernos con su magnitud y su interior donde predomina el mármol, la cúpula de 97 mts de alto y 167 mts de ancho puede ser visitada. Desde la cúpula se tienen unas hermosas vistas panorámicas de la ciudad de Bruselas. El valor para subir es de 4€ y también da acceso para visitar el museo de la basílica.

Si aún nos quedan energías luego de las 20 actividades, entonces te comparto 5 actividades más.

21. Visitar Brujas por el día o escaparse a Gante.

Desde Bruselas siempre tenemos la oportunidad de escaparnos a la mágica ciudad de Brujas que queda sólo a 1 hora en tren, o también podemos visitar la hermosa ciudad de Gante  (Ghent) que queda a media hora (mismo camino que Brujas).

22. Museo de instrumentos musicales, otro lugar para ver en Bruselas.

El museo cuenta con una colección de 1500 instrumentos. Fundamentalmente vale la pena visitarlo por las vistas panorámicas desde su café en el último piso.

23. Museo Magritte.

Si eres fan del arte, puedes ver en Bruselas el museo Magritte donde se pueden encontrar varias de sus obras surrealistas. La entrada vale 8€.

24. Castillo real de Laeken.

El castillo es la actual residencia de la familia real belga y es otra de las opciones para ver en Bruselas. Es una construcción muy bonita pero lo que más llama la atención son sus invernaderos. Para ver el castillo hay que tomarse un bus ya que queda a las afueras de Bruselas.

25. Bosque de la cambre.

Dar un paseo por los Bosques de la Cambre. Además de disfrutar de su naturaleza también se puede realizar algunas actividades como remo o pesca, y en invierno disfrutar de una pista de patinaje.

¿Dónde alojarse en Bruselas?

Si dudarlo, una de las mejores zonas para hospedarse en Bruselas es toda la zona cerca de la Grand Place. En este lugar es donde se encuentran gran parte de los atractivos turísticos de la ciudad.

Es una zona con mucho movimiento durante el día y durante la noche. Además hay muchísimos restaurantes, bares, tiendas y centros comerciales. Y si también buscas divertirte por la noche, es una de las zonas donde hay más vida nocturna.

De hecho, la última vez que estuve en Bruselas, mi hotel estaba a tan sólo 300 metros de la plaza. Elegí el Hotel Saint Nicolas, muy lindo, buenos servicios y muy cerca del metro. Y para los que buscan hostales, Jacques Brel Youth Hostel es muy buena opción.

El Barrio Europeo es otra muy buena opción para alojarse en Bruselas. Es una zona más tranquila y cuidada que está bastante cerca del centro para ir caminando. Además se encuentra perfectamente comunicado con metro y autobús. Cualquier hotel que esté cerca de las estaciones de metro de Maalbek o Schuman está bien situado.

Por otro lado, estar cerca de las Grandes estaciones de tren generalmente es un buena elección y en Bruselas no es la excepción. En la zona de la estación de trenes “Gare du Midi” hay una amplia oferta de alojamiento, mucha de la cual es bastante económica y muy bien ubicados ya que se encuentran conectados con toda la ciudad.

Sin embargo, como en muchas otras estaciones de tren de otras capitales, no es de los más seguros de la ciudad, especialmente de noche. Además hay que decir que el barrio está algo sucio.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *